Posteado por: Cotonito | 8 abril 2009

Twitter: la adiccion de Google

En el 2009 internet se ha convertido en todo un desafío. Existen páginas sobre todo y sitios para todo. El mail –que hace unos años era el máximo esfuerzo que algunos realizábamos- ha quedado fuera de competencia y en su lugar han aparecido mil cosas, hasta aquí, desconocidas para mí: lectores de RSS, blogs, Facebook, MySpace, Messenger, Yahoo, Google, Youtube, Ustream … Es imposible no cansarse con tal cantidad de cosas, ni estar frente al computador por horas…

Pero entre tanta dirección o “URL”, como he aprendido a decir, en el año 2006 apareció el padre de lo que se denominaría microbloging: Twitter. La historia es más simple de lo que parece: sus co-fundadores Jack Doorsey y Biz Stone (fundadores de Blogger) tuvieron la idea de generar un sistema donde pudiesen saber lo que estaban haciendo sus amigos en tiempo real.

Fue así como desarrollaron este sitio – que toma su nombre del clásico “twit” (pío en inglés) que emiten los pajaritos- que hoy contaría con cerca de 6 millones de usuarios a lo largo del mundo, aún cuando sus ejecutivos no han querido revelar sus cifras. El sitio de Twitter corresponde a uno de los tantos que se han desarrollado en torno a las redes sociales, tales como Facebook o MySpace. La diferencia: se trata de un sitio donde sólo en 140 caracteres los usuarios responden a una sola, pero increíblemente vital pregunta, ¿Qué estás haciendo? Es impresionante que tan sencillo elemento se haya convertido en el sitio donde se encuentra la  información más actualizada del mundo, prácticamente en tiempo real.

Lamentablemente los sitios de esta naturaleza empiezan muy tibio, hasta que van formando un gran imperio, que -en ocasiones- sobrepasa las expectativas de sus creadores y de los usuarios. La consecuencia de este crecimiento es que pequeñas páginas se conviertan en las más visitadas del mundo, lo que a la vez genera el efecto contrario: como todo lo que sube tiene que bajar, las URLs se saturan y servicios como FAcebook o Twitter se caen.

Sí, porque así se llama en el lenguaje internaútico, que recién estoy entendiendo. Las páginas se caen y por horas los usuarios dejan de disfrutar de las comodidades de lo que –a estas alturas- ya se les convirtió en un vicio, es decir una necesidad. Aquí se viene la fase siguiente: esas pequeñas paginillas se convierten en empresas emergentes que deben financiarse, claro está.

Actualmente Twitter cuenta con un patrimonio, supuesto, de al menos 57 millones de dólares que fueron recaudados -de diversos inversionistas- por su actual presidente mundial, Evan Williams-. Dinero que supuestamente se habría guardado en cuentas bancarias. Lo lógico sería que este capital se utilizara para mejorar el funcionamiento de la página, para acarrear aún más  usuarios en la red. (Si es posible…)

Pero cuando una página como Twitter crece explosivamente no sólo abre el apetito de quienes “dependen” de ella, sino el de grandes empresas multinacionales como Facebook o Google. La primera ya habría ofertado cerca de medio billón de dólares en 2008, por la compra del servicio de microbloging, a lo que sus fundadores se opusieron.

Y la última novedad, como publicase el sitio TechCrunch sería -aunque esto de “novedad” en la red es bastante relativo si a cada microsegundo aparece algo “nuevo”- que la gigante Google estaría interesada en comprar a la página de los “píos”. Según lo que ellos han publicado la cifra estaría bastante por encima de los 250 millones de dólares. Lo mismo sucedió con la empresa del archiconocido YouTube. (Quién no haya visto algún video en esta página, sinceramente no vivió en este siglo…)

Pero la emoción de algunos y el resquemores de otros duró poco. Porque Biz Stone salió al paso de los rumores en el Blog de la misma empresa, para decir que es normal que Twitter realice conversaciones con compañías más grandes, pero con el objetivo de mejorar la experiencia de los twitter-adictos, de lograr una compañía rentable pero independiente. De acuerdo a quienes entienden sobre las inversiones en internet, es probable que se trate de una asociación para incluir un motor de búsqueda en el nido del pajarito o la inclusión de los “estados” (como se llaman las post de Twitter) entre los resultados de Google.

Como sea, este jueguito me tiene bastante entretenida: es innegable que uno se vuelve medio adicto. Aunque lo rechacemos este tipo de red social termina obligando a conectarse y al cabo de un rato de convierte en un pasatiempo bastante entretenido…hasta en una herramienta profesional porque más de la mitad de sus usuarios bien podrían ser periodistas, debido a la enorme rapidez con que se mueve la información.

Decisión que tomen, es de esperar que nos beneficie, que no tengamos más problemas que los costalazos que -de vez en cuando- sufre la página twitter.com .

¡Ya…me voy que tengo que cambiar mi estado!

Fuentes:

http://daringfireball.net/linked/2009/04/03/arrington-swisher

http://www.exonline.com.mx/diario/noticia/dinero/hacker/el_telegrafo_del_siglo_xxi/561747

http://news.cnet.com/8301-1023_3-10211253-93.html?tag=nl.e703

http://www.rafaela.com/portal/modules.php?name=News&file=article&sid=15273

http://www.techcrunch.com/2009/04/02/sources-google-in-late-stage-talks-to-buy-twitter/

http://www.imatica.org/bloges/2009/04/060434152009.html

http://www.maestrosdelweb.com/editorial/microblogging-hacia-un-futuro-movil-e-inalambrico/

http://www.prnoticias.es/content/view/10030602/227/

http://blog.twitter.com/2009/04/sometimes-we-talk.html

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: