Posteado por: Cotonito | 15 abril 2009

Sensibilidad y obsesión en Venezia

Más que una creación cinematográfica. Lejos de todo dejo hollywodense, y utilizando muchas de las técnicas magistrales del cine, “Muerte en Venecia” (1971) es una declaración al mundo. basada en la novela de Thomas Mann, es una afirmación que realiza el director Luchino Visconti. Una confesión de sus más íntimas esperanzas y secretos.

                Personificadas en dos personajes: el profesor Gustav y Tadzio. El primero un director de orquesta y compositor de música clásica venido a menos, pero con la fama que le entregan sus días de gloria. El segundo un joven y bello muchacho miembro de una familia compuesta sólo por mujeres. (Rol que Viconti quería para su ahijado Miguel Bosé)  Su escenario, Venecia. Esa de fines del siglo XIX. Con sus trajes, costumbres y parajes, que el creador captura con espectacularidad.

                Ambos personajes se reúnen en el período de vacaciones. El primero para descansa y escapar, mientras el joven lo hace con la plenitud que entregan los pocos años de vida. Entre la amenaza de peste y personas que -sin relevancia- entran y salen de escena, Gustav descubre al niño en una cena cualquiera. Se deleita, se impresiona, se obsesiona. En pocos segundos su mundo cambia completamente: el abandono y la desolación se complementan con el amor, la admiración.

                Tadzio parece tan inocente: de notorios aires femeninos en su físico y en su actuar, es como si el Visconti plasmara su propia homosexualidad en el director de orquesta. Pero el pequeño no es tan ingenuo: provoca e instiga el sentimiento de su admirador. Casi sin darse cuenta la belleza y juventud de la que es portador se pasean ante un boquiabierto y conmovido profesor. Y lo que, bajo cualquier circunstancia parecería una perversión, simplemente se nos presenta como amor.

                Ese amor abnegado, dedicado, que admira, que desea,  pero que no alcanza. Ese deseo que tienen sólo aquellas personas que han conocido la belleza. Pero la maravilla no se codea con los mortales, no se acerca a quienes se embelesan, ni siquiera les dirige la palabra. La mayor interacción ente ambos son las miradas, y un leve cariño en la cabeza. Jamás hablan. Claro que se trata de un film que pareciera no tener diálogos, sólo están las imágenes. Es más cercano a una obra de teatro. Quizás por lo mismo, la sensación de lentitud: hay escenas que no pueden editarse, pero algunos tomas son demasiado extensas, movimientos de cámara demorados; perdiendo la oportunidad de adentrarse en el mundo interno de ambos personajes.

                Y es que el poema a la belleza, en que se transforma esta creación, no sólo está en Tadzio. Cada encuadre ha sido cuidado con la dedicación con que se vigila a un moribundo, cada acercamiento y alejamiento de cámara han sido pensados para transportar al espectador al estado de sopor propio de una tragedia griega. Para la memoria colectiva quedarán –sin duda- las imágenes finales en la playa veneciana: el mar, Tadzio, el atardecer y una cámara. Todo en un encuadre de ensueño.

                “Morte a Venezia” (1971)- creación ítalo-francesa– bien podría ser catalogada como road movie, donde lo que importa realmente es el cambio, el viaje de los personajes. Pero en este film lo que interesa es el amor, la relación perversa que existe entre lo que termina y lo que comienza. Efectivamente Gustav sufre una transformación,  pero es la obsesión por el muchacho lo que cambia, no él mismo, de ahí que la muerte en Venecia se vuelva tan comprensible.

                Esta película se construye en torno al amor abnegado y a las imágenes de la ciudad de las góndolas. Así también, la música completa la ausencia de diálogos, la falta de interacción y de personajes secundarios. La composición se vuelve un todo. Una visión, un sueño que tuviera alguna vez Visconti. Sin duda, la sensibilidad con que se enfrenta el film es digna de admiración: sólo un corazón agobiado y acostumbrado a contemplar el amor en otros, sería capaz de evocar tales emociones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: